Slider

Ibiza es magia. Da igual desde el punto de vista que se analice, la magia es parte de la esencia de la isla. Lo mismo ocurre con la arquitectura en Ibiza, repleta de ejemplos y de construcciones mágicas en la isla. Una de las más interesantes y a la vez más desconocidas es el poblado de Balàfia. Una bellísima aldea Ibicenca situada al norte de la isla, más concretamente en Sant Llorenç.

Historia del poblado de Balàfia

Sin duda alguna, desde una perspectiva histórica, Balàfia tiene una gran importancia. Se trata de uno de los pocos levantamientos arquitectónicos que se remontan a la época árabe. En la época del Al-Ándalus este conjunto de casas conformaban una alquería con fincas ganaderas. Posteriormente, tras la conquista cristiana se construyeron las torres de vigilancia y de refugio. Su función era tratar de evitar los ataques de turcos y piratas. El nombre de las casas que forman el poblado de Balàfia son Can Pere de na Bet, Can Bellmut, Can Vicent Ferrer, Can Jordi, Can Mars, Can Fornás y la granja Can Bernat.

Arquitectura de Balàfia en Ibiza

Iglesia de Sant Llorenç de Balàfia
Iglesia de Sant Llorenç de Balàfia

Hablando estrictamente de arquitectura en Ibiza, la de Baláfia destaca por estancias cúbicas o cubos blancos y muros gruesos. Destaca su sencillez, sobriedad y la dictadura del blanco en sus fachadas. Su diseño comienza añadiendo módulos cúbicos independientes articulados alrededor de un espacio. Alrededor de las casas encontrarás hornos, pozos, corrales, bodegas y elementos tradicionales propios de la época. Además es muy común que las puertas de las casas o de su iglesia, tengan una cruz grande como símbolo de protección ante los ataques y los malos espíritus.

Balàfia en la actualidad

El pueblo de Balàfia está protegido bajo la Declaración de Conjunto histórico Balear. Sigue siendo una joya de la arquitectura en Ibiza. Hoy en día las casas del poblado de Balàfia son de uso privado y no puede accederse a su interior, pero sí que se puede pasear por la zona y contemplar este maravilloso ejemplo de arquitectura en Ibiza. En el Centro de Interpretación de Es Amunts, situado a la entrada de Sant Llorenç, facilitan información para realizar una ruta con destino al Poblado de Balàfia. Esta ruta comienza en la iglesia y su primer destino es  Can Pere Mosson, donde se puede admirar la casa y su torre desde el camino. Un poco más adelante podemos encontrar la Font d’en Pere Mosson. Se trata de un manantial encalado, con muro vertical y una pica muy antigua que perteneció a un molino, en la que bebía el ganado. Justo enfrente, se encuentra una alberca desde la que se deriva agua a los cultivos cercanos. En la misma zona se sitúa también un antiguo horno de cal y la Font de Balàfia, muy importante en la zona y acesible por un camino perpendicular al Poblado de Baláfia.