banner-05
banner-09

Situada en Felanitx (Mallorca), Ladrillerías Mallorquinas es una empresa que se dedica a la distribución y comercialización de materiales de construcción, colaborando de forma habitual con importantes empresas constructoras y de la construcción y arquitectura en general, así como con profesionales del sector. Son proveedores de materiales de construcción, ofreciendo una amplia variedad de productos de estilos y características diferentes. Disponemos de ladrillos, pavimentos, peldaños, bovedillas, machihembrados y termoarcilla. Entre sus productos, destacan los ladrillos macizos, las baldosas extrusionadas o las baldosas manuales.

Los inicios de la empresa datan de mitad del siglo XX. En los terrenos del “Pou de Sa Teulera” se construye la fábrica y en 1948 se constituye la sociedad anónima con capital mallorquín. Al principio se dispone de un horno árabe para la fabricación de ladrillos. Sin embargo, en 1950 se instala un horno Hoffman con una chimenea de 37 m de altura. Se van haciendo mejoras en porches y secaderos, pero no es hasta 1973 cuando la empresa es adquirida por nuevos socios industriales, Juan Castor y Juan Guasp, que comienzan todo un proceso de ampliación y modernización.

Se consigue tener 2 líneas de producción operativas, una automatizada que se destina principalmente a la producción de ladrillos y bovedillas, y otra con el horno Hoffman adaptado para la producción de piezas artesanales de alto valor añadido. La empresa extiende su actividad al sector minero, ya que los suministradores locales no pueden abastecer suficientemente a la fábrica tras nuevos y continuos aumentos de producción, así como de la gama de productos.

Con el paso del tiempo la empresa ha llevado a cabo una ampliación continua de su gama de productos y de sus mercados y red de distribuidores (hasta  los 200), realizando inversiones continuas en mejoras de las instalaciones , de la productividad y de la calidad del producto.