Slider

¿Cuándo y cómo se creó Tiger Security?

TIGER SECURITY nació en Ibiza a finales de 2018 pero el proyecto se venía formando desde mucho antes. Es el tercer proyecto de su fundador, Adrián Torres,  que previamente tenía dedicación en sectores como el de la informática y las telecomunicaciones. Poco a poco, a medida que se adentraba en el sector bancario, tomó consciencia  de la gran diversidad y necesidad que supone el apasionante mundo de la seguridad hasta lograr la homologación como empresa de Seguridad Privada por la Dirección General de Policía para todo el levante español naciendo entonces TIGER SECURITY.

¿Cómo ha sido esa evolución en vuestra empresa?

Cuando comenzamos en 2018, por motivos logísticos y operativos, abrimos una sede en Ibiza y otra en la Región de Murcia. Desde el primer momento hemos contado con el apoyo de grandes empresas que confían en nosotros como su proveedor de servicios de seguridad tanto en Ibiza como en Formentera, lo que nos ha permitido ganar visibilidad y reconocimiento a nuestro trabajo. Además, también trabajamos para otras empresas de seguridad de Baleares y de la Península que conocen nuestro trabajo y nos subcontratan para el mantenimiento de sus clientes o nos encomiendan instalaciones nuevas.

A finales de 2019 abrimos la nueva delegación de Ibiza, logrando un crecimiento de la estructura de la empresa, permitiéndonos obtener mejores resultados.

¿Qué servicios oferta Tiger Security?

En TIGER SECURITY ofrecemos seguridad transversal, desde lo más sencillo hasta lo más sofisticado. Generalmente nos conocen por instalaciones de sistemas de intrusión (alarmas) y videovigilancia pero venimos haciendo mucho más. Desde servicios de seguridad física como cerraduras, puertas de seguridad o rejas que son la primera barrera ante posibles intrusiones, hasta servicios de auditorías de seguridad para conocer el estado o la adecuación de grado de una instalación, consultorías, automatización y conexión de los sistemas de intrusión con la domótica en el hogar, control de accesos, ciberseguridad y protección contra incendios, entre otros.

¿Cuáles son los hándicaps de tener que trabajar en una isla cómo Ibiza o Formentera?

El principal hándicap es el problema en el transporte y en la disposición de material. Aunque la ventaja de poder establecer nuestras nuevas oficinas, nos permitió dotar de un espacio de almacén donde poder contar con bastante stock, siempre hay que ir reponiendo y en este sector suele ser habitual que encontremos solicitudes de instalaciones de carácter urgente. Asumir los sobrecostes de transporte por estar en una isla es claramente innegociable, pero el verdadero problema es el tiempo e inconvenientes que puede llegar a suponer la espera de una mercancía.

¿Cuál es la filosofía de trabajo del equipo de Tiger Security?

Nuestra filosofía es garantizar una seguridad transversal basada en la resistencia ante posibles ataques, la detección de posibles intrusiones y el control teniendo en cuenta todas las variables que afectan a la seguridad. Para nosotros, que una vivienda o un negocio estén protegidos va mucho más allá de pasar un aviso a las fuerzas y cuerpos de seguridad en caso de una intrusión. Aunque nuestro sector se haya visto un poco mancillado, nosotros seguimos luchando por promover una seguridad real y alejada del miedo. Nos consideramos como una alternativa diferente a las empresas de seguridad convencionales. Conseguimos una protección contra la intrusión; confidencial, realista, efectiva y personalizada.

¿Cómo ves el futuro de vuestro sector en las pitiusas? ¿Hacia qué dirección va?

Vemos que en Ibiza y Formentera cada vez más empresas y particulares están concienciados sobre la importancia de la seguridad pero nos preocupa enormemente que el miedo, las prisas y la situación económica lleve a estas personas a buscar soluciones que realmente no sean las que necesitan, bien porque no cubran sus necesidades o bien porque por desconocimiento se les ofrezcan productos que sean mucho más de lo que necesitan, con el sobrecoste que esto conlleva.
Esperamos que el público general, ya concienciados de la importancia de la seguridad en sus vidas, se tomen el tiempo en informarse, dejándose asesorar por empresas profesionales y entonces determinar cuál es la mejor opción para ellos, al igual que harían con cualquier otro elemento en una vivienda o negocio. No existen varitas mágicas que solucionen nuestros problemas de seguridad de la noche a la mañana y por unos pocos euros, es un trabajo de fondo que hay que realizar desde lo más básico hasta lo más avanzado.

¿Nos puedes comentar algún proyecto de futuro?

Durante el mes de Marzo hemos lanzado un nuevo proyecto: TIGER TELCO (www.tigertelco.es). Nuestra experiencia previa en telecomunicaciones y nuestro trabajo diario con las mismas nos ha permitido ser más conscientes de la importancia que suponen las comunicaciones en nuestros sistemas, así que decidimos que era necesario ofrecer servicios de telecomunicaciones para gestionarlo todo desde el mismo lugar y no provocar malestares innecesarios. No solo ofrecemos internet mediante fibra y móvil tanto en Ibiza como en el resto del país sino que también ofrecemos otros servicios complementarios  de telecomunicaciones como puede ser instalaciones de wifi, gestión de redes, ciberseguridad, etc… 

Además de esto, también tenemos en el horno otro proyecto que nos permitirá ampliar más la oferta actual, pero no podemos contar nada más aún.

¿Qué aporta una iniciativa como la de Ibiza Home Meeting? 

Es una gran idea para mostrar al público general el trabajo de las empresas de las Pitiusas y de lo que somos capaces de hacer, destacando la calidad y diversidad,  sin necesidad de recurrir siempre a otras empresas de fuera. Además, también nos muestra como una isla unida y nos permite a las diferentes empresas conocernos y poder crear sinergias muy sanas que acaben desembocando en proyectos con excelentes resultados para el cliente final.

Para Tiger Security, Ibiza es… y será siempre nuestra casa. Somos de aquí y creemos en la importancia de que las pitiusas sigan siendo seguras y tranquilas, donde nos vemos en la obligación de  ofrecer y garantizar bienestar y seguridad.